Formatos y contenidosPortadaTecnología

Por qué el interés por deportes en vivo puede llevar a los consumidores a buscar nuevos servicios

Columna de Tim Pearson, Director Senior de Marketing de Productos de NAGRA

Los aficionados de todo el mundo están ansiosos por tener acceso a los deportes en vivo donde y como puedan, y la situación actual solo ha exacerbado esa demanda, lo que a su vez está impulsando oportunidades de crecimiento para una variedad de proveedores de servicios. En el Reino Unido, hallazgos recientes muestran que una de cada cuatro de las nuevas suscripciones obtenidas en Amazon Prime Video en el último año fue el resultado directo de su oferta de deportes en vivo y contribuyó significativamente a la aceptación del servicio a medida que el deporte en vivo se reinició en el cuarto trimestre. 2020.

Este apetito insaciable por el regreso de los deportes en vivo puede llevar a los consumidores por el camino de menor resistencia para obtener acceso al contenido que aman – y que estaban perdiendo, así como a veces puede llevarlos por caminos ilícitos.

Los operadores y propietarios de contenido ya saben que la demanda de acceso a deportes en vivo al más alto nivel está creciendo, en parte debido a los crecientes niveles de piratería. La Premier League inglesa, por ejemplo, obtuvo una orden de bloqueo para interrumpir 329.000 transmisiones ilegales en vivo solo durante la temporada 2019/20. Pero la demanda de acceso a deportes en vivo no debe juzgarse solo por la cantidad de personas que intentan robarlo. El domingo 4 de octubre de 2020, casi 14 millones de suscriptores sintonizaron los canales Sky Sports del Reino Unido, lo que representa el 11,7 por ciento de toda la visualización de televisión, el mejor día de la red en sus 30 años de historia. 

Sin embargo, con tal poder adquisitivo, Sky y su matriz Comcast son una rareza en sus capacidades para ofrecer de manera consistente una gama de paquetes deportivos en vivo a los suscriptores. Muchos otros simplemente no tienen las facilidades para replicarlo. Parte del problema radica en las tarifas de licencia, que potencialmente pueden tener un costo prohibitivo para los operadores más pequeños o más nuevos. Sin embargo, la experiencia del usuario final es igualmente importante. La implementación exitosa de un entorno totalmente habilitado y atractivo para los aficionados en un servicio de TV paga puede ser un desafío. Debe tener todo lo que los consumidores de contenido necesitan para mantenerlos dentro del proveedor de servicios porque, una vez que se van a otra fuente, es mucho más difícil atraerlos nuevamente. Por lo tanto, los operadores deben considerar qué es lo que hará que los suscriptores regresen a sus entornos en el futuro en busca de su contenido deportivo favorito. Independientemente de cómo se vea la versión más reciente del servicio, cuatro factores deben ser incorporados:

Todo el contenido en un solo lugar

La fragmentación de contenido ha sido una gran herramienta para impulsar la competencia y la innovación en toda la industria de la televisión; sin embargo, los consumidores se están cansando de acumular servicios por sí mismos y muchos tienen un límite en la cantidad de proveedores de OTT a los que están dispuestos a suscribirse en particular. En Estados Unidos, por ejemplo, ese límite es ahora de cuatro en promedio, según Deloitte. La fragmentación no se limita solo al contenido bajo demanda, las licencias de deportes en vivo se están diversificando cada vez más entre los proveedores y los consumidores simplemente no están dispuestos a comprar otro servicio por lo que perciben como un valor comparativamente pequeño.

Esta “fatiga de las suscripciones” es una oportunidad para la industria de la televisión de pago. Históricamente, los operadores son expertos en agregar contenido en un solo lugar y el deporte no es diferente. Básicamente, a los aficionados no les importa de dónde proviene el contenido, simplemente quieren un acceso fácil y optimizado. A través de las soluciones de transmisión, es posible ofrecer una fuente unificada y atractiva de contenido deportivo a partir de una variedad de fuentes entre las que el consumidor puede cambiar. Este enfoque de múltiples niveles los mantiene dentro del entorno de la televisión de pago, incluso si la fuente es un proveedor externo, que también puede ofrecer una solución de consumo directo para los no suscriptores del servicio de televisión de pago. Reunir contenido en un entorno permite una oferta de participación deportiva más rica y también puede brindar beneficios comerciales más amplios a nivel de ventas y lealtad.

Mecanismos de entrega de alta calidad

La expectativa entre los consumidores y los aficionados del deporte es que la televisión es televisión, sin importar la fuente. Esperan la misma calidad a través de un servicio de transmisión que lo harían en una transmisión lineal. Dado que el contenido deportivo se consume cada vez más a través de IP, la latencia se vuelve cada vez más crítica. Por lo tanto, los operadores deben considerar seriamente sus estructuras de entrega de contenido, incluida la integración de soluciones de tasa de bits adaptables, pero deben garantizar la entrega en la misma latencia que las redes tradicionales de satélite o cable, de modo que los suscriptores que asisten a través de dispositivos conectados tengan una experiencia equivalente a los que usan un decodificador: cuando escuchas el grito de un gol desde la calle, mientras los vecinos miran en una plataforma diferente, es frustrante y perjudicial para el disfrute del partido.

La calidad de la entrega en sí también debe seguir siendo alta en un servicio de vanguardia orientado a los deportes. El deporte de primer nivel sigue liderando el desarrollo de nuevos estándares. 4K es mucho más común, y las primeras 8.000 pruebas de entrega en vivo se llevaron a cabo en febrero de 2020. Por lo tanto, significa que la infraestructura debe estar preparada para el futuro, para la siguiente etapa de la transmisión en vivo, de modo que los suscriptores puedan ver lo mejor de lo mejor ahora y durante muchos años, a medida que se lanza una nueva ola de televisores a nivel mundial.

Experiencias totalmente inmersivas

Los aficionados ya no están simplemente sintonizando para ver un juego desde un ángulo y luego apagarse. Esperan y merecen más, y los servicios de próxima generación pueden ofrecer eso. Al crear de manera efectiva un tablero para que los aficionados interactúen, los operadores les permiten tomar el control, comprender las estadísticas, las estrategias y los aspectos más destacados de los jugadores. F1 TV es un ejemplo, en el que los aficionados pueden ver la carrera desde una variedad de ángulos en los autos de los conductores, ver mapas y estadísticas durante la carrera, ver respuestas y discutirlas en las redes sociales, todo a través de una aplicación. Es una experiencia diseñada para entusiasmar e involucrar a los aficionados, que los operadores pueden implementar en sus servicios a través de experiencias e interfaces de usuario innovadoras, todo a través de un punto de control que literalmente podría poner a los aficionados en el asiento del conductor.

Oportunidades de fidelización e ingresos

Una experiencia tan inmersiva, con contenido en un solo lugar, impulsa la lealtad. La experiencia inmersiva se puede mejorar aún más al asociarse con terceros para ofrecer servicios adicionales, como juegos de azar o merchandising, que generan una lealtad aún mayor entre los aficionados. Cuando los aficionados saben dónde encontrar sus deportes favoritos fácilmente en un solo lugar, con una emocionante variedad de complementos, ellos volverán por más. Esta fidelidad al servicio crea un abanico de oportunidades para el operador, con dos notables perspectivas de ingresos. El primero es el upselling. Un aficionado a los deportes puede acudir al operador por una razón específica, pero mientras está en el entorno puede ser alentado a través de ventas selectivas a comprar un paquete deportivo más amplio u otros servicios, por ejemplo.

La segunda perspectiva está en la publicidad. Los operadores que tienen una audiencia comprometida, cautiva y potencialmente muy relevante pueden resultar muy atractivos para las marcas y los anunciantes. Los operadores que utilizan plataformas de próxima generación como la solución Sports-as-a-Service de NAGRA tienen aún más que ofrecer a través de soluciones de transmisión, ya que tendrán datos de audiencia mucho más ricos que los proveedores tradicionales.

La demanda de acceso a deportes en vivo sigue creciendo, a pesar de la pandemia. Sin embargo, el hecho de que los aficionados quieran acceder a los deportes no significa que estén preparados para aceptar menos que una experiencia de primera calidad. Los operadores tienen una oportunidad real de aprovechar esa demanda, pero requiere inversión. Al desarrollar servicios de próxima generación que agregan contenido deportivo y sumergen a los aficionados, no solo pueden mantener las fuentes de ingresos existentes, sino que pueden abrir otras nuevas mientras mantienen la lealtad de los suscriptores y el entusiasmo por el futuro.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar