Argentina: El Estado licitó la banda 5G por más de 875 millones de dólares

El ministro y candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, junto al presidente del Ente Nacional de Comunicaciones, Claudio Ambrosini, anunciaron este 24 de octubre la adjudicación de tres licencias de 5G, tras una subasta en la que se recaudaron unos 875 millones de dólares. 

En uno de sus primeros actos de gestión después de la victoria en las elecciones, anunció una medida que es clave para el desarrollo de las telecomunicaciones, pero también para la economía.

El proceso licitatorio contó con la participación de tres empresas prestadoras, las cuales realizaron sus ofertas y lograron comprar la porción del espectro correspondiente, por lo que el proceso de asignación quedó establecido.

El resultado de la puja es el siguiente:

Se subastó un total de 250 MHz en las bandas de 3300 – 3600 MHz, en 2 Lotes de 100 MHz cada uno y uno de 50 MHz, habiéndose fijado el precio base de cada Lote en 350 millones de dólares.

·         Lote 1 – 100 MHz (Banda 3300-3400): Claro (AMX) – USD 350.052.000

·         Lote 2 – 100 Mhz (Banda 3400-3500): Telecom – USD 350.026.000

·         Lote 3B – 50 Mhz (Banda 3550-3600): Telefónica – USD 175.013.000

·         Total: 875.091.000 dólares

Los adjudicatarios de este proceso obtendrán la autorización para el uso de dichas frecuencias por un plazo de 20 años para la prestación del servicio asociado al 5G, asumiendo las obligaciones:

·         Despliegue de estaciones en 5 etapas de hasta 84 meses, en localidades de hasta 30.000 habitantes.

·         El establecimiento de un plan de servicio para los sectores de bajos ingresos, cuando la tecnología utilizada para brindar STeFI sea adoptada, mediante el uso de terminales aptas para tal fin, por más del 50 por ciento de los usuarios finales del servicio.

En la conferencia de prensa de presentación de los resultados, Sergio Massa destacó que “la conectividad es parte de los nuevos derechos con los que hoy convive la sociedad y la velocidad en esa conectividad es lo que permite el vínculo entre personas y sociedades. Mayor conectividad representa mayor federalismo y mayor igualdad de oportunidades”.

«Al federalismo y a las asimetrías de la Argentina le hace la diferencia el que tengamos competencia y calidad, velocidad y despliegue en todo lo que son las redes tecnológicas a nivel nacional, por eso hace algunos meses tuvimos el privilegio y la oportunidad de avanzar hacia el Wi-Fi 6», sostuvo Massa.

“El ingreso de casi 900 millones de dólares es muy importante en términos fiscales de confianza en el sector privado. Mi agradecimiento a las 3 compañías que han licitado porque nos da mayor respaldo fiscal para el cierre del año y, por otro, la certidumbre de que los argentinos a la hora de tomar decisiones que son trascendentes podemos desapegarnos de la disputa electoral y mirar a largo plazo como requiere una industria de estas características», finalizó el ministro.

Por su parte, el presidente de ENACOM, Claudio Ambrosini, detalló los pormenores del proceso: “Las tres compañías compraron, tal cual veníamos trabajando con cada una. El primer lote fue adjudicado a Claro AMX, el segundo lote Telecom, y el tercer lote a Telefónica. Esta última compró 50 megahertz, y las dos restantes lo

tes de 100 cada una”.

“Las prestadoras calculan alrededor de 16 meses para tener una cantidad de mil radio bases puestas, para que el ecosistema de esa compañía pueda brindar el servicio con la velocidad 5G. En mi opinión donde primero impactará es en los procesos industriales. Los representantes de las empresas estaban realmente conformes de la licitación. Estamos muy contentos, el resultado es exitoso”, finalizó Ambrosini.

 El Gobierno aceptó blindar todo el proceso inicial de despliegue del 5G porque quiere tener la infraestructura lista lo antes posible. Es que confía en que las telecomunicaciones y la economía del conocimiento sean parte de las palancas de crecimiento de un eventual gobierno. Y a las empresas, por su parte, porque se asegurarían tener la previsibilidad para avanzar con inversiones que requieren planificación de mediano y largo plazo.