TV | Eventos | Entrevistas | ChileMedia&Content
16/11/2017

Entrevista a Óscar Reyes, Presidente del Consejo Nacional de Televisión de Chile

Entre otras acciones, el Presidente destacó que el organismo busca establecer una política pública para la regulación del audiovisual, no solamente en la televisión, sino que también en Internet.

“El CNTV busca ante todo promover y fomentar la televisión cultural y de calidad, en beneficio de las audiencias”

Óscar Reyes, Presidente del Consejo Nacional de Televisión de Chile (CNTV) y de la Plataforma de Reguladores del Sector Audiovisual en Iberoamérica (PRAI), enfatizó que en los últimos tiempos el CNTV no sólo se enfocó en asuntos de regulación y supervisión en televisión, sino que también en otros temas, como ser las nuevas concesiones. En ese sentido, comentó que recientemente se lanzó por primera vez en Chile un concurso público para “emparejar la cancha televisiva” y lograr mayor pluralidad y democracia en este medio.

Por otra parte, explicó que en materia de fiscalización y supervisión, una acción que el CNTV llevó a cabo fue la implementación de la normativa para el cumplimiento de las cuatro horas semanales de programación cultural que exige la Ley de Televisión Digital de Chile, en su artículo número 12. “El CNTV busca ante todo promover y fomentar la televisión cultural y de calidad, en beneficio de las audiencias. Es por eso que nuestra prioridad fue poner en marcha la fiscalización de esta nueva normativa, y en el tiempo hemos visto el esfuerzo de los canales para insertar nuevos contenidos culturales y en horario de alta audiencia”, comentó.

También en línea con la función de fiscalizador y supervisor de los contenidos que se emiten en la TV chilena que el CNTV cumple, Reyes precisó que por Ley está también establecido que cualquier persona puede denunciar ante el organismo una eventual infracción del correcto funcionamiento de la televisión, ya sea abierta o paga. “Este año hemos recibido, a la fecha, 4725 denuncias ciudadanas. Todas las denuncias que ingresan al CNTV son analizadas a la luz de la normativa y cuando los contenidos de un programa infringen la norma pueden recibir sanción, ya sea en dinero o a través de una amonestación”, detalló.

No obstante, según señaló, el CNTV no tiene al día de hoy potestades para la supervisión de contenidos en otras plataformas, como lo es Internet. “Pero seguimos trabajando para que aquello ocurra. En la IX Encuesta Nacional de Televisión preguntamos por este tema y un 84% de los chilenos y chilenas considera que se deberían regular los contenidos audiovisuales denominados como ‘inapropiados’ por Internet; tales como suicidios, asesinatos, promoción de la anorexia, incitación al odio y al racismo, entre otros. Es por esto que hemos organizado y asistido a una serie de congresos nacionales e internacionales para poner estos temas en la palestra y hacer un llamado a las autoridades de los diferentes países”, destacó.

Anunció asimismo que el Consejo está organizando un curso sobre Libertad de Expresión y otras materias junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por su sigla en inglés), en el que se abarcará el tema de los contenidos audiovisuales ‘on demand’ y por Internet y que se impartirá el próximo año.

“Queremos establecer en el tiempo una política pública para la regulación del audiovisual, no sólo en el ámbito televisivo, ya que el CNTV sólo puede por Ley regular la TV. Para ello, hemos estado trabajando con los otros países que integran la Plataforma Audiovisual para así activar mecanismos de co-regulación en Internet e iniciar un trabajo con los distribuidores de contenidos de cada país de modo de establecer códigos de conducta para la industria audiovisual con el fin de proteger a niños, niñas y adolescentes de los contenidos inapropiados en la web”, resaltó.

En cuanto al fomento e impulso de nuevos contenidos, Reyes aseveró que el Fondo CNTV es el aporte “más importante” que el Estado chileno realiza para el desarrollo de programas televisivos de calidad y de alto nivel cultural.

Y agregó: “Este año cumplimos 25 años de trayectoria entregando recursos a la producción de programas de televisión, tanto de productores independientes como de canales. Uno de los grandes logros en los últimos años fue la creación por primera vez de un fondo de producción comunitaria para fomentar la televisión local y comunitaria, y entregarles un espacio a todos y todas dentro del mercado televisivo. Este año premiamos once proyectos en esta línea, y en estos últimos tres años hemos premiado un total de 42 proyectos de producción local y comunitaria”.

La actualidad de la TV de Chile

En cuanto a su visión del mercado chileno de la televisión y de su situación actual, Óscar Reyes consideró que la TV abierta local atravesó grandes desafíos en los últimos años. Puso como ejemplo al canal público de Chile, el que no recibe fondos del Estado. “Con esto, quiero decir que toda nuestra televisión se financia con publicidad, y esto significa un gran esfuerzo de subsistencia para los canales. Sin embargo, existe interés por entrar al mercado de la televisión. Por primera vez en Chile se podrá solicitar una nueva concesión de televisión de cobertura nacional, regional o local de carácter comunitario: el Consejo Nacional de Televisión realizó un llamado a concurso público para postular a 116 frecuencias de Televisión Digital en todo el país y la respuesta fue muy exitosa. Por otro lado, las personas en sus hogares han hecho un recambio de televisores, comprando la última tecnología en pantallas planas y en aparatos que permiten ver televisión de alta definición o incorporar Internet”, sostuvo.

“Esto es un hito histórico para el ámbito de las comunicaciones en nuestro país. Es el mayor acto democrático en los medios de comunicación en Chile. Con la TV digital se abre el acceso a un mayor número de canales, a más oferta y diversidad de contenidos. Esto significa más pluralismo, y este principio aplicado a los medios de comunicación se refleja como un valor fundamental del sistema democrático, que se sustenta en el ejercicio de los derechos fundamentales de la libertad de expresión y de la información”, añadió Reyes.

El jerarca indicó también que en la televisión de Chile existe “un desarrollo importante”, a pesar de ser un mercado pequeño en comparación con otros del continente latinoamericano. “Pero cuenta con siete canales de televisión de cobertura nacional, más de 100 canales regionales, locales y comunitarios, más de 800 concesiones, y con una penetración alta de servicios de TV paga. Esta última, según datos de nuestra IX Encuesta Nacional de TV, alcanza al 75% de los hogares en Chile”, aseveró.

Para Reyes, existe en el país un importante volumen creativo por parte de los profesionales del sector audiovisual, dentro del cual destacan telenovelas, animaciones infantiles, y contenidos de ficción, no ficción e históricos, algunos de las cuales están disponibles en la plataforma Netflix. “Con orgullo podemos decir que todas las producciones que están en Netflix fueron premiadas por el Fondo CNTV: El Bosque de Karadima, que fue el programa cultural más visto en TV abierta en el año 2015, Allende en su Laberinto, Juana Brava, El Reemplazante, Bala Loca, entre otras”, resaltó.

La convergencia y sus retos

En cuanto a la participación que el Consejo Nacional de Televisión tendrá en Chile Media Show 2017, su Presidente opinó que “en un escenario de convergencia tecnológica y de globalización”, es de mucha importancia debatir sobre estos temas, y contar con mesas de negocios para llegar a acuerdos en la industria. “También, debido a los cambios existentes en la producción y circulación del contenido audiovisual, y dado las transformaciones en las formas y modo en el consumo de las audiencias. Todo esto hace que el acercamiento entre la industria audiovisual, los reguladores, la teleaudiencia y los académicos de estos fenómenos sea una combinación fundamental”, consideró.

Reflexionó además que hoy se debe atender a los “desafíos” que están implicados en la convergencia tecnológica. “Hoy en Internet no existe ningún tipo de regulación. Por ejemplo, sabemos que en Internet, así como transitan contenidos de alto valor cultural, de información y de entretención, también hay contenidos que atentan contra la dignidad humana, contra las personas, que promueven antivalores como el racismo y el odio, o que pueden afectar negativamente a la formación de nuestros niños, niñas y adolescentes. Es fundamental una política pública de regulación audiovisual y en eso estamos trabajando con los otros países”, expresó Reyes.

Entrevista: Broadcaster Magazine -adelanto edición Noviembre 2017-

LO MÁS LEÍDO

ÚLTIMOS VIDEOS

foxpremiumfest
national
twd

Notas Relacionadas

NOTAS RELACIONADAS