Uruguay: Se registró una caída del ocho por ciento de los abonados en lo que va de este año

La Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicación de Uruguay (Ursec) publicó el Informe de Mercado de Telecomunicaciones correspondiente al primer semestre del año. De acuerdo a los resultados, hasta junio de este año la TV paga uruguaya registró una caída del ocho por ciento de sus abonados en el último año hasta los 535.872 suscriptores. Pero el dato cobra mayor gravedad si se considera que, desde 2018 a esta parte, la TV paga uruguaya perdió de 197.130 clientes, el 27 por ciento de sus abonados.

Sin embargo, los ingresos totales de los cableoperadores no reflejan esa caída, y aoenas disminuyeron 0,8% de los 5.986 millones de pesos a 5.935 millones de pesos hasta junio de este año.

El principal operador sigue siendo DirecTV 165.790 usuarios y una participación de 29% del mercado. Recién en el tercer lugar aparece Cablevisión con 8% del mercado, seguido de TCC (7%), Nuevo Siglo (6%) y Montecable (6%). En Montevideo, Cablevisión tiene el 22%, DirecTV el 21%, TCC el 19%, Nuevo Siglo el 17%, Montecable el 16% y Multicanal el 5%.

La pérdida de clientes se intensifica desde el primer semestre de 2021. En ese período había 644.620. Si se Compara el actual semestre con el de dos años atrás la caída de usuarios es de 16,9%.

El informe de la Ursec presentó cuántos clientes tenía cada departamento. En Montevideo las empresas perdieron 18.114 usuarios. Canelones perdió 8.622, en Colonia fueron 2.486 y en Maldonado la cantidad fue de 2.381. Solamente en esos cuatro departamentos los cableoperadores resignaron 31.598 contratos. En Paysandú la caída en fue de un 21%, que corresponde a 5.506 abonados menos que en 2018.


En el desglose por tecnología hubo 280.979 usuarios a través cable coaxial (53%), 241.905 conectados de manera satelital (45%) y 12.988 vía MMDS.

Como sucede en otros mercados, parte de esa pérdida de abonados se explica por el crecimiento de las conexiones a Internet y las plataformas de streaming. El Informe de Ursec también relevó los servicios de banda ancha fija, que hasta junio pasado crecieron a 1.149.848, unos 14.000 más que en diciembre del 2022.


En contraste, las suscripciones de banda ancha móvil cayeron de 3.670.007 en 2022, a 3.536.358. Antel tiene un 66% de esas suscripciones, Movistar un 24% y Claro un 10%. En cuanto a las suscripciones de telefonía móvil, el 49% de los registros pertenecen a Antel, el 30% a Movistar y un 21% a Claro, una proporción similar a la del informe del último semestre de 2022.

En diálogo con medios locales, Washington Melo, presidente de la Cámara Uruguaya de Televisión para Abonados (CUTA), sostuvo que estos resultados demuestran que “se agotó el modelo de negocios”. Señaló que actualmente los cableoperadores no sólo compiten entre sí, sino también con los proveedores de contenido audiovisual. Apuntó que “el caso más patente es el de Star+”, el servicio de streaming de Disney.
Melo comentó que, para el corto plazo, las empresas están considerando quitar de la grilla “mucho contenido que la gente no consume” y priorizar “lo que se consume más”, es decir, los eventos deportivos en vivo y los canales nacionales. Pero este cambio implicará “una merma de ingresos”.