El Aumento del 1 por ciento en el índice de digitalización en AL generaría un crecimiento de 0.3 en el PIB, según la Fundación Telefónica Movistar

Telefónica Hispanoamérica presentó el Informe Sociedad Digital en América Latina 2023, que analiza los retos, oportunidades y avances en la transformación digital en Colombia, Chile, Ecuador, Perú, México, Argentina, Uruguay y Brasil.

De allí surge que la digitalización es un motor que impulsa el desarrollo social de la región al aumentar la eficiencia y la competitividad de la economía de los países. Según información de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET), un aumento del 1% en el índice de digitalización en un país genera un incremento de la productividad que se traduce en un crecimiento económico del 0.3 % del PIB.

Si fuera a existir, el cierre de la brecha de digitalización entre América Latina y la media de los países de la OCDE hacia 2030, probablemente, permitiría alcanzar el 3% de crecimiento anual y la generación de más de 400.000 empleos al año.

En ese marco, José Juan Haro, director de Negocio Mayorista y Asuntos Públicos de Telefónica Hispanoamérica, dijo que“se trata del impacto directo de las telecomunicaciones y, especialmente, del impacto indirecto de la penetración de la tecnología en los otros sectores de la actividad económica. La inclusión digital involucra expandir la conectividad e impulsar el desarrollo de habilidades y capacidades en la población para aprovechar los beneficios del acceso a internet y la tecnología”.

Vida más digital

La conectividad y la vida digital tuvieron un impulso a raíz de la pandemia por el COVID-19. Por ejemplo, el uso del dinero digital tuvo un impulso por la necesidad de comprar en línea.

“Según informa la CEPAL, el 42% de los adultos latinoamericanos hace un uso regular de los pagos digitales, y un 11% adoptó este canal de pago a raíz de la pandemia. El uso de monederos electrónicos (e-wallets) creció al 40% anual, y actualmente, supone el 11% de los pagos”, destacaron a la prensa en la presentación del informe.

Asimismo, en los últimos años, la modalidad del trabajo en remoto se expandió en todo el mundo. Según Organización Internacional del Trabajo (OIT), durante el segundo trimestre de 2020 alrededor de 23 millones de personas teletrabajaron en la región. Sin embargo, la CEPAL advierte que, por las características del mercado laboral en la región, donde se presenta un contexto económico nada alentador, se calcula que las personas que pueden trabajar en remoto son un 21.3 %, porcentaje inferior al que presentan Estados Unidos y Europa, donde el 40% de los puestos de trabajo pueden cubrirse a distancia.

Otro de los puntos destacados que se presentan, es la variabilidad en las capacidades de ciberseguridad en la región, según el Índice Global de Ciberseguridad de la UIT. Mientras países como Colombia, Argentina, Ecuador y Perú lograron un avance adecuado en esta área, otros como Chile, Uruguay, Brasil y México se enfrentan a desafíos para equiparar su desarrollo digital con las capacidades de ciberseguridad.

La adopción de tecnologías clave como la inteligencia artificial (IA) y la computación en la nube demostraron ser un impulsor significativo de la productividad. Así, países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, República Dominicana, Uruguay y Trinidad y Tobago lideran la adopción de IA y datos. Además, el crecimiento del 30.4% estimado en el cloud computing para 2023, particularmente en aplicaciones empresariales en comunicaciones unificadas, subraya su importancia en la región.

“La labor de la Fundación Telefónica Movistar se convierte en un elemento fundamental frente a los desafíos educativos exacerbados por la pandemia de COVID-19”, dijeron en un comunicado de prensa: Según el Informe PISA 2018, aproximadamente la mitad de las niñeces latinoamericanas no logra comprender textos simples a los 10 años, y la falta de habilidades digitales y conectividad impactaron en la educación en línea y el acceso a empleos remotos.

Otra vez, la regulación

Dentro de la reflexión sobre el futuro de la digitalización, el informe deja en claro que todos los actores del ecosistema digital deben contribuir con su sostenibilidad. En este nuevo contexto, en el documento se remarca la relevancia de la necesaria evolución de la regulación para fomentar una competencia justa y equilibrada.

“La legislación heredada de la economía industrial se muestra a menudo insuficiente para los mercados de la era digital, y para evaluar el potencial de uso del dato como fuente de creación de valor. Cada vez existen más opiniones a favor de regular los mercados digitales con el fin de evitar las asimetrías de poder y las posiciones dominantes de las big tech. Además, debe desarrollarse una normativa que garantice que los grandes originadores de tráfico paguen un precio justo y razonable por los servicios que se les prestan, que les incentive a entregar el tráfico de una manera más eficiente”, señala el Informe Sociedad Digital en América Latina 2023.

Las big tech, o grandes empresas digitales, concentran más del 50% del tráfico global de internet, del cual el streaming de video, las redes sociales y los juegos representan ya más del 70%. Esto hace necesario que se desarrolle una normativa que garantice que estos grandes originadores de tráfico paguen un precio justo y razonable por los servicios que consumen.

En ese marco, la CEPAL llevó a cabo una encuesta en 2022 a las autoridades regulatorias de catorce países de América Latina con el fin de conocer el grado de desarrollo del marco normativo de la economía digital en la región. Entre las conclusiones se señala que, si bien la mayor parte de las autoridades de competencia consultadas ven positivo un cambio de normativa, apenas un 40% cree que sus leyes de competencia son suficientes para regular la economía digital.

Además, el informe de Fundación Telefónica señala la necesidad del cierre de la brecha de género en la digitalización. Aunque la brecha de género en el acceso a las redes es relativamente pequeña, las habilidades digitales entre las mujeres siguen siendo menos desarrolladas. La Fundación Telefónica Movistar aboga por un aumento de la representación femenina en disciplinas técnicas y en la toma de decisiones relacionadas con el desarrollo tecnológico.

Informe completo en: